Bebes Robados

La primera noticia que tuve relacionado con el caso de los bebes robados, fue aproximadamente hace un año. Mi primera impresión fue de incredulidad, teniendo en cuenta que hablaba de sucesos ocurridos en la década de los 80 en plena democracia, cuando este tipo de hechos pudieran haber situada en la postguerra. Poco a poco me he ido interesando por el asunto, descubriendo bajo mi absoluto asombro, que lejos de ser una cuestión puntual, es un asunto mucho mas grave del que se puede uno imaginar. No son casos aislados, ni siquiera son casos localizados en un punto o zona de la geografia española. Son hechos que han ocurrido de norte a sur, de este a oeste.

En los últimos meses, los medios de comunicación se han hecho eco de las denuncias y de las asociaciones que existen. Desde el ámbito parlamentario, existe alguna sensibilidad en apoyar esta cuestión, con seguridad mejorable, pero que indica que si el ríoo suena es porque agua lleva. Incluso se ha grabado una serie de tv, con esta trama como fondo de la misma.

He de reconocer que pocas cuestiones me han llegado a afectar como ésta. Me parece indignante y escalofriante pensar que en el pais en el que uno vive, puedan darse casos en los que alguien (o algunos) robe mediante engaño, falsedades, coacciones el hijo a una madre. No quiero imaginar, el dolor de estas madres. Muchas de ellas incluso habrán sido tratadas de locas por insinuar algo parecido. No quiero imaginar que sintieron, que sienten y que sentirán siendo las protagonistas de una guión de película. Tampoco quiero imaginar la impotencia actual en la que se encuentran. Y solamente con pensar que cualquiera de nosotros ha podido ser victima de esta trama tan miserable…

Un fuerte abrazo a todas las Asociaciones, mujeres, madres, compañeras, hijos e hijas,al Abogado Don Enrique Vila, y a todos ellos que siguen u seguiran luchando por descubrir, o al menos intentarlo, la verdad.

Probablemente exista algúnn caso que no sea cierto, que alguien se aproveche en estos momentos de la notoriedad del caso, pero me da igual, solamente con pensar que ha podido haber un solo supuesto, se justifica la lucha realizada.

(en cuantas ocasiones habremos despreciado alguna denuncia solamente por pensar que eso es imposible)

Leave a comment

Your email address will not be published.


*