Una historia real

IMG_0931En marzo de 1991 tras cinco años de carrera universitaria decidí dedicarme en cuerpo y alma a una de mis pasiones, la abogacía. Desde bien pequeño fui soñando con este trabajo y por fin pude comenzar a ejercitarlo. Han pasado mas de 21 años. Por supuesto he pasado por muchas etapas; no es oro todo lo que reluce.

Estos años han dado para mucho, pero ha habido algo que jamás ha ocurrido: pensar en tirar la toalla. Ese sentimiento no ha existido. Muy al contrario, cada día estoy mas orgulloso de lo que he venido realizando, de la ayuda que he venido prestando, a veces de forma altruista, a gente conocida.

He conseguido clientes, he ganado amigos, he conocido compañeros maravillosos (espero que también algún día digan lo mismo de mí). He sorteado baches, agujeros, alguno sin fondo, de caída libre, y cada rato que pasa aprendo algo.

Desde hace mas de cuatro años decidí hacer un pequeño cambio de rumbo. No solo trabajo como Abogado, sino que he venido tratando de sembrar uno de mis puntos fuertes. El optimismo. Intento estar allí donde me necesitan, me cuesta decir no a la gente, trato de que la gente tenga un buen recuerdo. Merece la pena. Recibo mucho mas de lo que doy. 

No solo debes sentir pasión por lo que haces, sino que debes buscar una continua motivación. Piensa que tendrás momentos frustantes, desalentadores, de baja autoestima. Por eso es tan importante rodearte de personas positivas. Son ellas las únicas que te demuestran lo importantes que es estar enchufado a la vida. Pero no olvides que esos malos momentos son necesarios por dos motivos

1.- Para valorar aún mas la necesidad de la positividad.

2.- para la corrección y aprendizaje de los errores.

Solo tú puedes decidir el camino que vas a seguir. Dedicate un tiempo al principio del día para reflexionar cada tarea, y la filosofía de como quieres realizarla. Es el mejor tiempo invertido.  Y del mismo modo dedica apenas 10 minutos al finalizar el día para saber si has conseguido lo propuesto y si además los has sabido combinar con tu valoresIntenta aceptar aquello en lo que sabes que has podido estar equivocado, tanto en el tratamiento como en su ejecución. Y si puedes comparte esa información con gente que te rodea. Busca una rutina en tu tiempo mensual para este tipo de análisis conjunto. Ver la paja en ojo ajeno; de eso se trata.

Y sobre todo transmite optimismo, porque no hay nada mas peligroso y desagradable que transmitir negatividad. Sonreir y hacer reir a los demás es la mejor terapia para combatir el trabajo diario y rutinario. No dejes que te gane el estres. Los obstaculos van a seguir existiendo, la competencia va a ser arrolladora, pero una sonrisa es la mejor arma para combatirlas.

Utiliza los medios que están a tu alcance para conocer gente nueva, gente interesante. Ábrete al mundo. Escucha de los demás.

Todo es cuestión de práctica. Crea tu rutina en este sentido. Y sobre todo, enseña a los mas pequeños a manejar el arma de la felicidad.

¿Cual es el momento mas desagradable de la semana pasada? ¿Como lo has superado?

4 Comments on "Una historia real"

  1. Buenas tardes Eduardo, me llamó la atención tu post, porque yo también soy un tipo optimista por naturaleza. Aquí te dejo la primera entrada de mi blog, donde cuento mi historia de superación movido por un fin, en el que sólo creía yo.Estoy tremendamente orgulloso de ello y plenamente feliz con mi nueva vida. Un saludo
    http://millasybirras.blogspot.com/2013/07/o-me-hago-runner-o-dejo-la-cerveza.html

    • Me ha encantado tu propuesta. Eres un auténtico “Beer Runner” emulando el film de ciencia ficción. Espero poder seguir leyendo tus entradas de blog. Esfuerzo que merece la pena.
      Muchas Gracias por tu comentario, y solo espero que el blog sea de tu agrado.

  2. Has sido afortunado de poder dedicarte a lo que querías, porque cada vez nos esta siendo más difícil a los que hemos acabado los estudios en plena crisis hacernos un hueco en el mundo laboral y más aún relacionado con lo que hemos estudiado.
    Por otro lado, felicitarte por tu blog y no dejes de hacer podcasts, que estoy a la espera del próximo episodio.

    Un saludo.

    • Muchas Gracias por dedicar unos minutos a la lectura del blog. No cabe duda, y estoy completamente de acuerdo con que soy afortunado.
      De todos modos, creo que aunque estamos en plena crisis, debes mirar el presente con optimismo. Estoy a tu entera disposición. Si crees que en algo puedo ayudarte, dímelo.
      Un abrazo

Leave a comment

Your email address will not be published.


*